jueves, 11 de noviembre de 2010

Viajar en moto ...





... Es una de las experiencias más aventureras que he vivido.

La primera vez que me subí a una moto fue hace 6 años cuando trabajaba en Benedetti's, recuerdo que fue un domingo donde mi jefe "opto para agilizar el trabajo" volantear en motocicleta.

Fueron varios domingos así, al principio daba miedo, pero después me encantaba viajar en moto por la ciudad, por el parque de los venados, por el eje 8, se siente una adrenalina y si no llevas casco puedes sentir la potencia del aire en tu cara que apenas y te deja respirar, tienes que abrazar al de adelante aferrandote a no caerte!!

Hasta hace poco me volví a subir en una y esta vez fue un microviaje por CU un sábado en la tarde, sin coches en el circuito, con la potencia del aire, bajo el sol, a 120 km/h, observando el verde paisaje de CU, sientiendo toda la adrenalina!!

Es una gran sensación!!!!!!! Wiiiiiiiiii!!!! XD

1 comentario:

Reinhardt dijo...

Pues mi primera experiencia con motos (mientras yo conducía), fue para nada grata. Acá en mi colonia, un primo llevó su moto y yo era un morro de a lo mucho 11 años. Total que me la da y como que le empiezo a agarrar la onda. Paramos en la tiendita, compramos unas cosas y me dice que la arrancara "con mucho cuidadito"... y bueno, la arranqué MUY rápido y ¡moles!contra la reja de una vecina(que no estaba en casa en ese momento, Yay! ^^U) y pues, le fregué la moto a mi primo y me lastimé levemente la rótula y parte de la tibia[Hoy tuve examen de Anatomía D:] En fin, aveces ando en moto con mi apá en la Ciudad :D Y aunque no vamos "rápido", se siente bien chingonométrico.
Por cierto, ¿Tu la manejaste o tu novio es quien lo hizo?

¿Quién es EliZooropa?

Una persona original, amante de la música británica que viaja en un barco lleno de experiencias y las olas que la motivan son las de la música, los peces son sus amigos y sabe que puede encontrarse a una cantidad increible de criaturas llenas de colores o de espinas.

Una especie exótica,pero llena de remolinos en la cabeza.

Una combinación de lo tierno con lo sarcástico, con un exquisito sabor agridulce.


Una chica que busca la independencia y la libertad.

Una especie que sonríe a cada prueba de la vida y una especie que llora cada que se hunde.

Una chica que se desahoga en su Zona!

Te sueño aún estando despierta!

Te sueño aún estando despierta!